En Cines

La Saga Crepúsculo: Amanecer - Parte 2: Reseña

Publicado 16/11/2012

La Saga Crepúsculo: Amanecer - Parte 2
Con una quinta y última película, el fenómeno de la cultura pop que es la saga ‘Crepúsculo’ llega a su fin. Y mientras nada puede llenar el vacío en las vidas de los fans, al menos ‘Amanecer - Parte 2’ termina a lo grande—y después más. Hay romance, suspense, acción (mucha)… y, sobre todo, Edward (Robert Pattinson) y Bella (Kristen Stewart) viviendo felices para siempre. E incluso si te sabes los libros de memoria, te verás sorprendido por un emocionante giro que se atreve a alejarse de la narrativa de Stephenie Meyer!

‘La Saga Crepúsculo: Amanecer - Parte 2’ empieza justo donde la Parte 1 termina: Después de dar a luz a una bebé mitad humana, mitad vampiro llamada Renesmee que casi la mata, Bella se ha convertido en un vampiro. ¡Resulta que le gusta lo de ser un no muerto! Pero mientras Bella se acostumbra a ser una vampiro, su hogareña vida de no muerto se ve amenazada. Al siniestro Volturi le llegan rumores de que Renesmee, que crece rápidamente, podría ser una amenaza—así que el clan Cullen debe reunir a sus aliados y preparase para la batalla.

Aunque—asumámoslo—la Parte 1 se hacía larga, ‘Amanecer - Parte 2’ hace algo más que resarcirse con una trama que se desarrolla rápidamente, atractivas secuencias de acción y un humor mordaz para aligerar el drama y animar las cosas. La climática secuencia de batalla es increíblemente emocionante y gratificante para los fans de la serie—y de hecho, ¡incluso los que odian Crepúsculo se entretendrán!

No hay duda de que los fans de ‘Crepúsculo’ irán a ver ‘Amanecer - Parte 2’ de todos modos. Pero la pregunta es: ¿Después de tantos años preocupándose por Edward y Bella, el fina estará a la altura de sus expectativas? Y estamos felices de informar que la respuesta es un rotundo sí.

Más reseñas

  • Jobs

    Jobs

    Publicado 08/19/2013

    Ashton Kutcher lleva a cabo una intensa interpretación del icónico fundador de Apple.
  • Oculus

    Oculus

    Publicado 04/04/2014

    Karen Gillan protagoniza un endiablado festival de miedo que es mucho más inteligente que la película de terror promedio.